lunes, 16 de agosto de 2010

                          Contágiate de mí en las estaciones, desviste mis asfixias, mis premuras. Consuélame las lágrimas con besos, acércate y baila en mi cintura. Ven aquí, arráncame, llévame al lugar donde mi pasión no es un engaño ni mi orgasmo, pasajero, ni mi virginal abrazo es un cuento decorado con adornos de otros cuentos. Regálame tu imán, tus fantasíasy quédate pegado a mis costuras. Enséñame a mirar con tus pupilas.Acércate que baile en tu cintura. Ven aquí, arráncame, llévame al lugar donde mi agonía no es tristeza, ni mi júbilo, espejismo, hagamos de esta noche, nuestra noche.